Aceptación de Cookies

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si haces clic en "Aceptar" autorizas su instalación. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra política de cookies. Saber más

Acepto

 

¿De qué va el CAEM?

Es un dispositivo sociosanitario donde conviven 15 adolescentes con un equipo de profesionales que les orientan hacia la recuperación, adquisición y/o construcción de sus recursos personales para alcanzar y facilitar su bienestar y el de su entorno mejorando su autonomía, su funcionamiento socio-familiar y su desarrollo personal y educativo.

Tanto profesionales como adolescentes conforman un grupo de convivencia en el que se desarrolla una atención orientada educativa y terapéuticamente, que permite el desarrollo personal de sus integrantes.

Esta atención está dirigida a las dinámicas sociales y psicológicas que se generan en el día a día, en la convivencia y en los distintos contextos donde el adolescente se desarrolla como persona. Creyendo, acompañando y compartiendo con él o con ella construimos un espacio que ofrece el  cuidado y seguridad necesarios para que pueda abordar aquellos aspectos que le ayuden a sentirse mejor consigo mismo/a y con su entorno. 

¿Quiénes forman parte del CAEM?

En el CAEM viven por un lado adolescentes, residentes en Castilla-La Mancha, con edades comprendidas entre 12 y 18 años, que presentan comportamientos y necesidades que no han podido ser cubiertas, por diferentes circunstancias, por el entorno y recursos que les rodean (familia, instituto, hospital de día, pisos de protección, etc.) y por otro lado  un Equipo interdisciplinar de trabajo formado por: director, trabajadora social, psicóloga, equipo de enfermería, monitores residenciales, educadores sociales, auxiliar administrativa, equipo de seguridad y limpieza, personal de mantenimiento y cocineras. Todos formamos parte de este lugar.

Los adolescentes que llegan al CAEM, vienen cargados de historias de vida y vivencias emocionales y afectivas que en muchas ocasiones les han generado un sufrimiento tal que han llevado a cabo  comportamientos de riesgo tanto para ellos como para su entorno. Por este motivo desde el inicio se elige un/a profesional de referencia, que facilite la incorporación y evolución del adolescente en este recorrido personal y que junto al resto de profesionales le acompañará en su proceso de cambio.

Este período complejo, a los profesionales nos toca comprender y acompañar, con una mirada en las capacidades, para ayudar al adolescente a construir, descubrir y desarrollar sus aspectos personales.  Este enfoque hacia la capacidad nos permite entender qué hay detrás de los aspectos más desbordantes y entender que la adolescencia es un período de cambio y de incertidumbre en el que se necesita un vínculo seguro que permita a cada uno/a, ir encontrando las respuestas que necesite para construir su vida. Sin esta percepción, sería muy difícil poder llevar a cabo un trabajo íntegro e integral con los adolescentes. 

¿Cómo se llega al CAEM?

La Unidad de Salud Mental Infanto-juvenil o el equipo interdisciplinar de menores de la Delegación Provincial de Bienestar Social son los responsables de evaluar las necesidades del menor y proponerle el CAEM al adolescente.

Una Comisión de Valoración, Evaluación y Seguimiento se encarga después de realizar una evaluación, con varias visitas en su entorno natural, que permita decidir si las necesidades del adolescente pueden ser cubiertas por nuestro recurso. Si es así, la incorporación en CAEM se produce contando siempre con la VOLUNTARIEDAD del adolescente, requisito indispensable para poder elaborar un plan de intervención con él, su familia y demás profesionales referentes. 

¿Qué prestaciones ofrecemos?

La estancia máxima del adolescente en el CAEM es de 18 meses, pudiendo ser menos, durante los cuales se desarrolla un plan individualizado de atención, orientado a ofrecer los apoyos y el acompañamiento adecuados, siempre respetando el momento vital del adolescente y de su desarrollo personal.

Se trata de una intervención intensiva, promoviendo en todo momento la participación activa del adolescente tanto en la toma de decisiones, como en cualquier aspecto de su  día a día. De esta manera se facilita el sentimiento de pertenencia al grupo de convivencia y se promueve la asunción de responsabilidades que conlleva la intervención.

Junto a ellos/as construimos normas, estructura, programas, comidas, momentos de ocio y distensión, hábitos de vida con lo que hacemos el CAEM más nuestro, en definitiva más suyo, promoviendo en todo momento la oportunidad de generar aquellos cambios personales que ellos/as decidan.

El trabajo dentro del Centro puede en ocasiones llevar a la institucionalización de los adolescentes, es decir, a que por las propias dificultades personales tiendan a sentirse más cómodos y protegidos con el trabajo que se realiza de “puertas para adentro” en el CAEM,  por lo que nuestra labor no solo está orientada hacia dentro, si no que conlleva una incorporación progresiva a las actividades y vivencias propias de su edad en el entorno natural.

CREER, ACOMPAÑAR Y COMPARTIR...DE ESO VA EL CAEM

CAEM TOLEDO

Contacto CAEM

Telefono: 925233414 

Email: Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.